Sendabide

94 441 37 68

BLOG

Pautas antes de ir a buscar al niño a su país. La preadopción.

Escrito por Elvira Jauregizuria 12/06/2017

Te ofrecemos una serie de pautas a tener en cuenta antes de ir a buscar al niño/a, cómo debe ser la despedida en su país de origen y cómo comportaros a vuestra llegada a su nuevo hogar.

 

1 - ANTES DE IR

 

La primera pauta consiste en que recopiles información para llevársela al niño o niña y para que así podáis ayudarle a ir construyéndose una idea del lugar al que va a venir en el viaje de regreso.

 

Debéis llevarle fotos de las cosas más importantes que podáis irle anticipando, es decir intentando colocaros desde su mirada; vuestra casa, desde fuera y desde dentro, fotos de las distintas habitaciones, de la entrada del portal, su habitación, fotografías del entorno, de la playa, del paisaje cercano, de su ciudad o pueblo. Y si tenéis mascota o animales, de ellos también.

 

Pero sobre todo llevarle fotos de las personas de vuestra familia y amigos más relevantes y con quienes vaya a estar en contacto frecuentemente, etc.

 

Si es que vais en una primera visita y por diferentes cuestiones debéis de dejarlo en el centro y regresar en un segundo viaje en su busca, dejarle algunas fotos para que sean un nexo de unión con vosotros.


Así lo que habrá medio entendido no le parecerá un sueño incierto y tendrá algo a lo que agarrarse.


2 – LA DESPEDIDA en su país de origen.

 

Ayudarle a realizar algún tipo de despedida.

 

Necesita despedirse de la casa cuna o del centro de acogida residencial, del entorno natural o de su ciudad. De las personas que han sido más cercanas.

 

Es importante que os cercioréis de que las educadoras que han cuidado del menor se despidan también adecuadamente del niño o niña, así como de sus compañeros/as.

 

Lo más idóneo es establecer algún tipo de ritual de despedida, por ejemplo una pequeña fiesta. En este sentido si os permiten hacer aportaciones como llevar unos dulces o pastas, será estupendo.

 

Es importante que conozcas qué le han dicho y explicado al niño a vuestra llegada. Es decir, si lo han hecho y cómo le han explicado que va a ser adoptado por vosotros.

 

Muchas veces a los niños no se les ha preparado adecuadamente para la llegada de los padres y madres adoptantes.

 

Presentaros y decirle que sois sus nuevos padres.


Que va a pasar por un viaje largo con vosotros y después va a comenzar una convivencia con vosotros en otro lugar. Si no lo han hecho y tenéis la oportunidad de contar con algún traductor es necesario que se lo podáis transmitir también vosotros antes de irse del Centro.

 

Todo esto irá fomentando la confianza del niño o niña en vosotros.

 

Aunque sea muy pequeño y no manejéis el idioma, sabrá que hay un deseo de comunicación, de prepararle y cuidarle entre el trance de la despedida y la llegada a su nuevo hogar, ya que es un momento muy inquietante y muy excitante. Es por esto que suelen estar muy alterados a la llegada a su nuevo hogar.

 

El objetivo es que el niño o niña entienda que no va a volver allí al menos en mucho tiempo y así le damos la oportunidad de hacer algo relevante relacionado con su despedida.


Por ejemplo llevarse algún objeto; aunque sea una piedra, una hoja de un árbol del jardín o de un parque frecuentado por él o ella.


Se lo podéis sugerir e incluso coger vosotros pero con él presente.

 

Es importante que toméis todas las fotos posibles del entorno, del lugar donde ha vivido, de aquellos sitios que le han sido habituales.


Su habitación, compañeros más queridos.


Los lugares que compartisteis por primera vez.

 

Si tiene algún objeto especial sería importante que se lo pueda traer. Preguntarle si hay algo que quisiera traerse.

 

Todo estos objetos y fotos le servirán como un hilo que dará sentido y continuidad en La historia de vida al niño y evitará que la sienta con rupturas radicales.

 

Es importante que las conservéis en su “Baúl de vida”.


3 – A LA LLEGADA a su nuevo hogar aquí.

 

Al mismo tiempo todos los recuerdos y fotos que puedas recopilar de vuestro encuentro representa el inicio de vuestra historia juntos.

 

Sería como su nacimiento con vosotros. Podéis comenzar a formar ya “El baúl de vida”.

 

Podéis comenzarlo cuando lleguéis buscando junto a él o ella una caja especial en la que guardar sus cosas, donde ponga su nombre, y donde estén todas las cosas traídas de su país, recuerdos del viaje, fotos y también vídeos que le grabasteis. Un álbum fotográfico donde vayáis colocando juntos sus fotos.

 

Debe ser una caja que esté siempre muy accesible para el niño o niña y que pueda jugar, abrir y revisar siempre que le apetezca.

 

A partir de su llegada aquí se trataría de que esa caja o baúl se siga llenando de objetos que consideréis relevantes para el niño y vosotros.

 

También es interesante que vosotros tengáis vuestra propia caja (diferente de la del niño) con los objetos relacionados con la adopción, fotografías. Muchas veces tendéis a mezclar vuestros objetos y recuerdos con los de vuestros hijos e hijas adoptados.


Habitualmente a la llegada del niño los familiares y amistades suelen mostrarse muy deseosos e impacientes por conocerle. Pero es importantísimo que os hagáis una programación. De manera que esas visitas puedan ser graduales. De forma que planifiques los primeros contactos con las personas más relevantes.

 

Ya cuando estéis aquí en la llegada antes de que vaya a tener un contacto con un familiar enseñarle la foto y decirle que va a ver a esa persona. Aunque a veces os aparezca que por la diferencia de idioma y por su corta edad no os entiende, lo cierto es que sí va a entender el sentido de lo que estáis haciendo y sobre todo va a empezar a crear una relación de confianza de él hacia vosotros como figuras aseguradoras, e verdadero apoyo.

 

Los primeros encuentros es mejor que sean cortos y que os toméis todo el tiempo que necesites para sentir que vais mínimamente tranquilos a esas visitas, aquí os ayudará ir viendo a cada presentación cómo va reaccionando en ese momento y después cuando estéis en casa solos. Si hace preguntas, si está muy despistado…muy nervioso…

 

Son muchas novedades y necesitará tiempo para ir asimilando tanto revuelo emocional.

 

Tened en cuenta también que para los niños es muy importante el entorno físico. Y necesitará tiempo para asimilar su nueva casa, su habitación, el baño y algo tan sencillo como la nevera de la cocina puede ser una maravillosa y sorprendente novedad en su vida.


Por ejemplo el entorno del paisaje de aquí que le puede hacer muy impresionante en comparación al que tuvo allí.

 

El día que vayáis al mar ten en cuenta que será un día muy especial para él. Todo esto del espacio físico para el niño se va a convertir en el nuevo escenario de su vida y por eso tiene tanta importancia.

 

Por ello a la llegada a casa permitiros tiempo para que vaya curioseando y explorado.

 

Esto aplicarlo también a cada excursión al exterior de la casa. Así, si os tomáis suficiente tiempo para cada experiencia de exploración, para cada visita, todo esto no se convertirá en una vorágine de experiencias, ni para é ni par vosotros tampoco.

 

Y además de todo esto dejaros llevar por vuestra intuición, intentar disfrutar de estos comienzos de la relación, y cuando os sintáis muy emocionados o asustados o inseguros, pensad que el niño o niña seguramente estará sintiendo algo muy similar pero aun más intenso.


Porque todo esto que vais a ir experimentando en realidad os une.

adopción pre-adopción